Entre dudas y certezas

Uno de los tesoros intangibles que guardo con más cariño es una colección de conversaciones que he tenido con diferentes personas sobre la mente (o la conciencia o el alma, como tú lo entiendas), tema que me intriga e interesa mucho más que la profesión que trae a diario el pan a mi mesa.

Guardo en mi memoria conversaciones con hinduistas, musulmanes, ateos, judíos, paganos, agnósticos y por supuesto, cristianos y budistas. Tengo joyas raras y también comunes, amorfas o complejamente trabajadas y no pierdo oportunidad de añadir más a la colección. Las podría clasificar de mil maneras, pero el contraste más evidente es que hubo los que me transmitieron dudas y otros que me transmitieron certezas.

De los que oficialmente dudan sólo puedo decir que se trata de pequeños humanos que asumen sus limitaciones pero poseen la honestidad y fortaleza suficiente como para convivir cotidianamente de cara a su incertidumbre.

De los que tienen respuestas hay mucho qué decir. Sólo de un par creo que sus respuestas están respaldadas por experiencias, pero eso es totalmente parcial de mi parte e irrelevante para este artículo. De todos modos la mayoría se trata de personas que han adoptado algún tipo de dogma.

Recuerdo alguna conversación con Osmar, un compañero turco de mi clase de alemán. A él le gustaba hablarme del Islam y yo disfrutaba mucho escucharlo, se alegraba cada vez que le hacía una pregunta. Un día que comíamos juntos me contó con total convicción como todos tenemos dos ángeles, uno en cada hombro, que apuntan todas las cosas buenas y malas que haces durante tu vida.

Unos años antes de esta plática estaba trabajando en un centro de investigación en Guadalajara. El director del lugar, un científico y técnico al que casi siempre quiero y admiro mucho, me dijo cuando murió mi abuelo “sí sabes que después no hay nada, ¿verdad?”.

Ambos me estaban hablando de sus creencias, pero uno estaba siendo totalmente coherente y el otro no. Desde el punto de vista religioso la verdad es revelada por la divinidad y se alienta la fe por encima del razonamiento. Osmar tiene el derecho de creer en lo que quiera y estaría fuera de lugar cuestionar lo que amablemente me compartía. El punto de vista científico es lo opuesto, o por lo menos eso debería de ser. Es claro que hay científicos honestos, pero no todos son así y en algunos temas son una minoría.

La idea de que la conciencia/espíritu/inserte-su-palabra-favorita es un fenómeno emergente del cerebro me crea personalmente demasiados conflictos, sobre todo porque está íntimamente ligada a nuestra manera de relacionarnos con el mundo, con los otros y con nosotros mismos. Me crea conflicto por que se le trata como verdad cuando no ha sido probada, ¿o sí?

En cierto sentido es entendible que piensen así. A partir de Copérnico y Galileo la ciencia empezó a tomar el terreno que había sido de la filosofía y la teología. Quisieron explicarlo todo explicando el mundo material y como hasta ahora lo han hecho tan exitosamente no han sentido la necesidad de poner su atención en algo más, no han creado los instrumentos para estudiar algo más.

Se trata de un gran rompecabezas y no está dentro de mis capacidades esbozarlo ni remotamente.

Que la conciencia y el cerebro están relacionados nadie lo duda. Ha habido miles de experimentos científicos en los que se estimulan partes del cerebro y se tienen diferentes resultados cognitivos, y también en sentido contrario, se ha analizado que estados cognitivos estimulan ciertas partes del cerebro. Hasta aquí no hay nada controversial.

¿Pero puede la conciencia/espíritu/etc existir separada de la plataforma material?

Las miles de personas que experimentan OBEs1, las investigaciones del dr. Ian Stevenson sobre reencarnación, el hecho de que una hemisferectomía tiene severas e inmediatas consecuencias en la movilidad de la persona, pero mucho más ligeras en sus capacidades cognitivas, todas las historias de gente que sueña o tiene muy presente a algún ser querido cuando tiene problemas o muere son cosas me hacen pensar que los científicos están ignorando algunas posibilidades.

Y no es que no crea en los descubrimientos de la ciencia, las neuronas o las reacciones bioquímicas y esté a favor del pensamiento primitivo. Al contrario, creo que la ciencia es una de las expresiones más sublimes del pensamiento humano y estoy convencida de que el escepticismo forma parte fundamental de ella, pero por eso tiene que tener cuidado de no caer en dogmas y cegueras.

Forzar explicaciones sin tener una prueba contundente va en contra de su misma naturaleza.

1.- OBE por sus siglas en inglés “out of body experience”, experiencia fuera del cuerpo.

Tags: , , , , , ,

Mezcle una taza de activismo (orgánico), otra de contemplación. Cuatro huevos de ave migratoria, una cucharada de curiosidad y otra de imaginación. Horneé veintiocho años.

14 Responses to “Entre dudas y certezas” Subscribe

  1. Miguel Ángel 1 abril, 2010 at 1:32 am #

    Uno te hablaba de sus creencias y otro de su conocimiento. Ambos, sí, totalmente coherentes, aunque el segundo más que el primero.

    Con todo, en la ciencia habitan más dudas que certezas: estas suelen ser materia prima de la fe.

    Saludos muchos
    —Miguel Ángel

  2. Tatiana Tagle 1 abril, 2010 at 9:06 am #

    Miguel Ángel, qué gusto que te des un paseito por acá.

    Conocimiento? A esto me refiero precisamente. Cómo llegó a él? Qué lo hace estar seguro? Pero esas preguntas me las tendría que contestar el dr. L.

    Ahora, que si el Herr Doktor Miguel Ángel también me las quiere contestar es muy bienvenido de compartir aquí cómo se llega a esa certeza.

  3. Miguel Ángel 1 abril, 2010 at 4:08 pm #

    Se llega a través de un método y no a través del, ojo, dogma. Es decir, a través de una constante duda que, valga la redundancia, no deja de ser —su resultado— cuestionada y, otro ojo, verificada.

    El paseo es, sin duda, un placer.

    Más saludos
    MA

    NB. Lo de «dr.», igual que un, v. gr., «SS» y demás xaladas, dejémoslo para, se me ocurre, tarjetas de presentación o algo así. Danke.

  4. Tatiana Tagle 2 abril, 2010 at 5:37 am #

    Sí, hombre, por supuesto. Se llega a través de un método. Pero en éste caso mi pregunta es una más íntima. Mi pregunta es si tú tienes esa certeza y qué metodo utilizaste para llegar a ella. O en caso de que le creas a algún científico, que sería lo más viable, quién por qué métodos logró verificarla?

    Frohe Ostern

  5. antua 2 abril, 2010 at 11:14 am #

    TATIANA; HE LEIDO CON ATENCION TU ARTICULO, PUES LAMENTABLEMENTE, NADIE, PERO, NADIE, NOS HA COPROBADO, QUE PASA DESPUES DE QUE SE MUERE. PERO, CREO, -SOY CATOLICO- INDEPENDIENTEMENTE DE LA RELIGION QUE PRACTICO- QUE, CUANDO SE MUERE, NUESTRO ESPIRITU O RECUERDO, QUEDA FLOTANDO EN EL AMBIENTE COMO POLVO INVISIBLE, PERO, UNICA Y SIMPLEMENTE ENTRE LAS PERSONAS QUE NOS CONOCIERON -AFECTUOSAMENTE O DESAPROBADAMENTE- Y SOLO EN ESAS PERSONAS , VAMOS DE PERMANECER EN SUS PENSAMIENTOS. …ES MUY NORMAL,,,QUE, PERSONAS QUE YA HEMOS PERDIDO A NUESTROS PADRES, …ME HA OCURRIDO, QUE AL ENCONTRARME EN UNA SITUACION DIFICIL, INDEPENDIENTEMENTE, DE PEDIRLE ILUMINACION Y CONSEJERÍA A MI PADRE DIOS…TAMBIEN RECURRA EN PENSAMIENTO A MIS PADRES, PARA SOLICITARLES, ME INDIQUEN QUE CAMINO O TOMA DE DESICION (no importandome, si ocurre, que me escuchen o no me escuchen) EL CASO ES QUE QUIZA DESAHOGUE O RECURRA A UNA VALVULA DE ESCAPE, …AL IGUAL QUE OCURRIA CUANDO EN VIDA ELLOS ME APOYABAN Y ME ACONSEJABAN…PERO, SI YO LE DIGO A MI HIJO, QUE RECURRA A LA MEMORIA DE SU ABUELO, PARA QUE LE AUXILIE EN SU PROBLEMITA,,(EL NO LO COMPRENDE Y NI LOS EVOCA, DADO QUE NO LOS CONOCIO BAJO ESAS CIRCUNSTACIAS DE CONSUELO, – QUE AMI SI ME BRINDARON-) …PERO, PIENSO,,,QUE EL DIA DE MANANA CUANDO LA MUERTE A MI ME HAYA ALCANZADO,,,Y QUE MI HIJO SE ENCUENTRE EN DETERMINADA SITUACION DIFICIL, ( VA HA EVOCARME EN PENSAMIENTO- CONSCIENTE PARA QUE YO LE ENVIE SEÑALES DE AUXILIO ) ….PERDONAME TATIANA,,,YA ME EXTENDI Y PERSONALICE MI COMENTARIO. TE FELICITO, POR TU PARTICIPACION Y TE SOY BIEN FRANCO,,,POR CASUALIDAD FUE QUE DI CON ESTE INTERESANTE SITIO. MUCHAS GRACIS. SOY ANTUA. 45 AÑOS. .

    • Tatiana Tagle 5 abril, 2010 at 4:06 am #

      Hola Antua, bienvenido a Extravía! Me alegra mucho que hayas encontrado interesante mi artículo.

      Gracias por compartir tu punto de vista!

  6. Miriam Villanueva 4 abril, 2010 at 2:31 pm #

    Muy interesante Tatiana =]

    Yo creo que depende de lo que quiera creer cada quien, el cientifico cree en su ciencia, el religioso en su religion, al final todos tenemos fe en algo, los ateos creen firmemente que no hay dios.

    A mi en lo personal me gusta creer que somos espiritus inmortales.

    • Tatiana Tagle 5 abril, 2010 at 4:09 am #

      Miriam, qué chido que te gustó!

      Sí, cada quien es libre de creer en lo que quiera y sería simplemente tonto tratar de que fuera diferente. Pero con la ciencia la cosa es un poquito distinta, porque tiene que estar conciente de sus huecos para seguir avanzando.

      (Editado después del artículo de Norbert)

      Sí, cada quién es libre de creer en lo que quiera y sería simplemente tonto tratar de que fuera diferente. Pero con la ciencia la cosa es distinta, porque no ha podido comprobar nada al respecto. De todos modos los científicos no se privan de tener creencias y por eso digo que el doc que me dijo super seguro que después no hay nada estaba siendo menos coherente (al menos con su profesión) que mi compita musulmán.

      Yo también creo que somos espíritus inmortales y en lo personal me gusta mucho la posibilidad de la reencarnación.

  7. Arbolrojo 4 abril, 2010 at 10:06 pm #

    Creo en la duda, más que en la certeza, porqué he podido ver que es lo que me hace.

    • Tatiana Tagle 5 abril, 2010 at 4:11 am #

      “Creo en la duda” está de colección ;) Gracias Árbol!

  8. Fafahrd 6 abril, 2010 at 11:47 am #

    Hay quien dice que tu eliges como interpretar al mundo, si de una forma científica o espiritual, y según tu decisión, ves o dejas de ver cosas “raras”.

    En lo personal tiendo a lo espiritual, pero lo veo siempre con escepticismo “científico” (carezco de formación decente al respecto), como por ejemplo la cuestión de las OBE, si me ocurre buscaré pruebas de que me pasó (y no fue un alucine) antes de yo mismo creerme que me pasó.

    Tanto científicos como espiritualistas a veces buscan algo con tanto anhelo que se ciegan en sus respectivos campos, supongo que eso ya está en el humano independientemente de su tendencia.

    • Tatiana Tagle 7 abril, 2010 at 10:06 am #

      Comparto la opinión, Fafahrd. Si te apegas a un punto de vista puede ser que dejes de ver un montón de cosas.

      Y ahora voy a citar al Buddha (es mi traducción del inglés al español, del paali al inglés quién sabe):

      “En algunas ocasiones es necesario tomar algo como la verdad, pero si te aferras a esto fuertemente, incluso si la verdad en persona viene a tocar tu puerta, no abrirás.”

  9. Rafael Vargas 8 abril, 2010 at 4:55 pm #

    Por supuesto que conciencia puede existir separada de la plataforma material, de lo contrario muchas de las conversaciones mas instructivas que he tenido no habrían podido ser.

    • Tatiana Tagle 10 abril, 2010 at 7:10 am #

      Jejeje, Rafa, cuando estaba escribiendo: “Guardo en mi memoria conversaciones con hinduistas, musulmanes, ateos, judíos, paganos, agnósticos y por supuesto, cristianos y budistas” estaba pensando en ponerte en la lista porque tienes tu categoría a parte, pero se me hizo un chiste demasiado local :D Un abrazo!

Leave a Reply