Filosofía ficción, el meme de la democracia como arma contra el Islam

H ay una actividad que he venido a llamar filosofía ficción. Digamos que es una reflexión que parte desde supuestos, simplemente jugando con las ideas y sus consecuencias. En este ensayo, haré algo de filosofía ficción.

Hace veinticinco años, la Unión Soviética competía con los Estados Unidos, por el título del país más poderoso del mundo, y eso se medía sobre todo por la cantidad de armas atómicas y nucleares que ambos mega países tenían.

De pronto, cambios en los patrones climáticos, o no-se-qué, causaron que los cultivos de la Unión Soviética, los grandes plantíos de grano que alimentaban el país, se secaran. Esto daño económicamente a la URSS, y fue uno de los factores que ayudaron a desencadenar la disolución de la Unión Soviética, dejando a los Estados Unidos como el país dominante(1).

Por aquellos años, el presidente de los EUA era Ronald Reagan, quien, entre muchos de sus proyectos, comenzó a apoyar la idea de satélites que estarían en órbitas específicas, y que dispararían haces de partículas de alta energía, puestos ahí para destruir los misiles rusos, en caso de que la malvada URSS tratara de atacar a los EU, bautizo el proyecto como “guerra de las galaxias”.

En el underground, corría el rumor de que hubo algunos de esos satélites que si se construyeron y se pusieron en orbita, y que la sequía en la URSS había sido producida con satélites que lanzaron haces de microondas sobre los campos soviéticos.

Un factor desencadenante de la caída de la URSS

Veinte años después, nos enfrentamos con la idea de que una de las facciones mundiales que compiten por la dominación mundial, contra los EUA, es el Islam, un poder religioso que trasciende nacionalidades. Las leyes represivas impuestas en países como Suiza y Francia son una seña clara de que el conflicto entre occidente y el Islam va creciendo y puede volverse muy complicado.

Y de pronto, comienzan las revoluciones en los países musulmanes, revoluciones que generan inestabilidad política, y por lo tanto económica, en estos países. Y las revoluciones se van contagiando como influenza entre los países, algunas con resultados menos violentos, como Túnez, y algunas que prácticamente redundan en guerras civiles, como Libia.

Revoluciones cuya chispa incendiaria fue un concepto, un concepto dispersado a través de medios electrónicos de comunicación.

En otro ensayo, hice un primer análisis de la Democracia como un meme.

Ahora, imaginemos que así como hay gente que se dedica a modificar, a diseñar genes; que hay gente que se dedica a diseñar y dispersar memes. Supongamos que les llamamos ingenieros meméticos.

Supongamos que algún presidente americano, no se, tal vez uno llamado “Mister O”, decide que el Islam esta creciendo demasiado en poder, y que se esta volviendo peligroso, y que hay que aplicar un ataque preventivo, para evitar que el Islam se vuelva  demasiado peligroso.

Y en lugar de usar armas nucleares, o los rayos de la estrella de la muerte desde el espacio, deciden usar el arma más peligrosa de todas: las ideas.

Los regímenes políticos que había en el norte de África, de naturaleza musulmana, eran en su mayoría de naturaleza autoritaria, lo cual los hacia vulnerables a la idea de la democracia… y el generar revoluciones es una manera fácil de desestabilizar la política y la economía de estos países… una idea que fácilmente se dispersaría a través de los demás países musulmanes.

El meme de la democracia como arma del neoliberalismo. Una extraña suposición, ¿no?

  1. también habría que anexar a esa crisis la incapacidad de la lógica marxista para desarrollar programas de computación y la derrota en Afganistán, donde esta ahora metidos los gringos. N.E. []

Tags: , , ,

Filosofo de vocación, trabajo de profesor, rolero de corazón, dedicado a saber 186,633 cosas, la mayoría inútiles y solo 23 que valen para la vida.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Hay lugar para la Ética en el siglo 21 | Extravía - 8 agosto, 2011

    [...] o empobrecimiento en el proceso de la globalización… y el extraño fenómeno de la democratización de los diferentes países, inducido por la globalización cultural [...]

Leave a Reply