Borron y cuenta nueva

Y de repente sin más ni más la vida ya no supo tan amarga, se despertó esa mañana con la sensación de haberse quitado de golpe un gran peso de los hombros, hasta el aire que respiraba le sabia diferente.

Se levanto a la misma hora de todos los días, tomo un baño rápido y salió apurado al trabajo, agarro algo para comer en el camino pues el tiempo apremiaba, algo que nunca había podido cambiar en su vida era la impuntualidad, un mal hábito que siempre le acarreaba problemas.

-Buenos días don José- dijo el muchacho,

Con aire de petulancia el enclenque anciano la cara le volteó.

-Amaneció de luna el viejo gruñón-  mascullo en su interior, ya era tarde y no había tiempo que perder.

La mañana parecía un tanto diferente, tenia un “no se que” tan agradable, aun apurado se tomaba el tiempo para apreciar las cosas, todo parecía conocido pero nuevo a la vez, ahí fue cuando la vio, su cara extrañamente familiar le asusto, una señora de edad avanzada poniendo un puesto de chucherías al parecer, nunca la había visto pero había algo en ella tan peculiar, tan conocido que le aterrorizo.

Apretó el paso tratando de sacar la imagen de su cabeza, tan bien había empezado el día y eso era algo que en realidad no necesitaba, la verdad esa sonrisa chimuela iba a ser difícil de olvidar.

Llegó al edificio donde trabajaba, como de costumbre saludo al guardia de la puerta pero éste no le respondió, -que raro, hoy todos amanecieron de luna- pensó, subió las escaleras a paso veloz, llego al piso donde trabajaba y sintió como todo mundo le acosaba con la mirada, si que era un día raro en realidad, llego a su cubículo pero ocupado estaba, -qué rayos esta pasando, algo aquí no anda nada bien- se preocupó.

-Disculpa estas en mi lugar- le dijo al hombre que ocupaba su puesto.

Éste, extrañado le miró de arriba abajo y siguió trabajando.

- ¿qué no escuchaste?, tengo que trabajar- replicó,

- si sigues molestando voy a  llamar a seguridad.

Extrañado caminó por el pasillo, todo se tornaba demasiado raro.

-Laura,  gracias a Dios que te veo, dime que esta pasando, porque alguien esta en mi cubículo y todos me miran extraño.

La mujer vestida en traje sastre le miro un tanto impresionada y sin entenderle.

– ¿cómo sabes mi nombre? ¿Buscas a alguien? la recepción esta en el lobby si tiene alguna cita con alguien ahí le pueden informar.-

En realidad no entendía nada de lo que pasaba.

-¿es una broma?, si es una broma se esta tornando demasiado pesada- le dijo a la mujer.

- señor le tengo que pedir que se retire o llamo a seguridad, el psiquiatra esta en el piso de abajo si busca ayuda ahí la puede encontrar.-

Confuso salió del edificio, no fuera a ser que en le aventaran a los de seguridad  y le dieran una buena madrina, no comprendía nada de lo que pasaba.

Empezó a caminar sin rumbo, no sabia que hacer, no lograba captar nada, alguna señal sobre lo que estaba sucediendo, decidió volver a casa, de regreso se topo con aquella horrible mujer, el solo verla le puso la piel de todo el cuerpo chinita, había algo en ella que le asustaba demasiado. Trato de evitarla pero está se le acerco.

-¿cómo amaneciste?, ¿te sentiste mejor?

Aturdido por el pánico que le causaba la mujer le dijo tembloroso:

-¿me conoce? –.

- huy que preguntas las tuyas m´ijo, si apenas nos vimos ayer, ¿te sirvió el remedio?

- ¿de qué esta hablando?-  le pregunto sin entender mucho.

-  no, pues si te sirvió, de veras que todavía soy buena.

- ¿y qué es lo que exactamente me sirvió? ¿tiene que ver con el día de hoy? .

- yo compro y vendo recuerdos m´ijo, ofrezco soluciones fáciles a los problemas, tú me das lo que no quieres y a cambio yo te doy recuerdos nuevos, o solamente  te quito los malos ratos. Ayer parecías desesperado, decías que querías olvidarlo todo.

-  ¿qué me hizo vieja loca?

-  calmado m´ijito, a mí no me hables así, yo te explique, sabías a lo que le entrabas, te lo explique bien, que no recuerdes pasa a ser un pequeño efecto secundario.

Tratando de calmarse se quedo un rato callado, es que en realidad toda la situación era de locos, por más que intentaba no podía hilar bien las cosas, en que momento fue que hizo el supuesto trato con la señora, una amnesia repentina, una grandísima laguna mental.

Si, recordaba su nombre, sabía donde vivía, tenia presentes los recuerdos de su infancia y juventud, recordaba donde trabajaba y varios detalles de cuando llegó a la ciudad, pero había imágenes borrosas que le venían a la mente, como sueños que no comprendía, -¿tendrá que ver esto con el incidente de la oficina? ¿por qué nadie me conocía? ¿qué es eso que desesperadamente quería olvidar?- se preguntaba.

-que paso ¿te me quedaste trabado, m´ijo? a la mera y se me paso la mano contigo.

- ¿pero si yo quería olvidar por que los demás no me recuerdan?

-  son efectos del olvidar, la vida te cambia, hasta el más pequeño detalle tiene su razón, todo esta ligado, sin una cosa no puede haber otra…

- ¡dígame señora que es lo que quería olvidar!, no dejan de venirme imágenes a la cabeza que no logro entender.

- no te preocupes mijo así pasa, ya para mañana no vas a ver nada.

- ¿y qué voy a hacer? no tengo trabajo, nadie me recuerda, ¿no puede regresarme eso que le di, lo que quería olvidar?

- no m´ijo, lo hecho, hecho está, no hay  devoluciones en estas cosas, quedo clarito ayer, tú lo aceptaste, así que vete por un periódico y búscate un trabajo,  ya mejor vete por que me espantas a los clientes.

Sin más que hacer caminando se fue, era cierto que ya la vida no le sabia tan amarga, y también sus hombros no se sentían tan pesados, en realidad se había quitado un gran peso de encima y el aire le sabía diferente, ahora solo le quedo un gran vacío en la cabeza y en el corazón…

Originally posted 2010-10-23 14:42:09. Republished by Blog Post Promoter

Tags:

Solo una más entre los que buscan lograr y quieren llegar , pero que a ciencia cierta no saben para que ni a donde...

5 Responses to “Borron y cuenta nueva” Subscribe

  1. Izzy 27 octubre, 2010 at 10:51 pm #

    Nuevamente un relato muy bueno,, un relato que te hace vivirlo, introducirte en el relato jeje. muy bueno, escribes algun libro? para comprarla :-).

    • nOrFeR 29 octubre, 2010 at 1:38 pm #

      Gracias por leerme, que bueno que disfrutaste la histioria, por el momento escribo nadamas aquí, pero si me gustaria algun día tener libro… :)

  2. Izzy 29 octubre, 2010 at 8:49 pm #

    Ah oralee que padre, ps aki les seguiré no conocía esta web y la verdad que muy interesante y los relatos que igual me gustan mucho. y pues avisas en cuanto tengas tu libro para ser el primero en comprarlo. :-)

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 23 octubre, 2010

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Y de repente sin más ni más la vida ya no supo tan amarga, se despertó esa mañana con la sensación de haberse quitado de golpe un gran peso de los hombros, hasta el aire que respiraba le sabia diferente. Se levanto a la ……

  2. Bitacoras.com - 6 mayo, 2014

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Y de repente sin más ni más la vida ya no supo tan amarga, se despertó esa mañana con la sensación de haberse quitado de golpe un gran peso de los hombros, hasta el aire que respiraba le sabia diferente. Se levanto a la …

Leave a Reply